Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘futuro’

Traigo este post a colación de un debate filosófico que hemos mantenido esta semana durante una práctica de filosofía en clase, en la que la cuestión a tratar era la existencia o no de la libertad, entrando en la posibilidad de que ésta pudiera ser en realidad un constructo abstracto creado por el ser humano a lo largo de la historia. Yo personalmente, me considero un profundo determinista, y creo sinceramente que la libertad ni existe ni ha existido nunca, pues cada acto que realizamos en cada momento viene determinado por un sinfín de determinantes que condicionan nuestra elección y que convierten el acto en la única decisión que podríamos haber tomado, aún sabiendo que la mente nos provoca una falsa ilusión de libertad al considerar que realmente pudieramos haber elegido, nunca elegimos, el concepto de libertad humana no es sino un eterno engaño que sólo existe en el momento presente (por supuesto ésta es una conclusión totalmente personal). Como verán, esta teoría elimina de una tacada el concepto de libre albedrío que tradicionalmente se le ha venido atribuyendo al ser humano como punto de diferencia respecto a los “animales no humanos”. 

De esta manera, encontré un blog de esos que realmente valen la pena echarles un ojo y encontré un artículo que fielmente muestra mi visión sobre el tema pero con las competencias necesarias (de las cuales carezco) como para considerarse un texto serio y profundamente interesante, pues está redactado por un doctor en la materia: Francisco Lapuerta Amigo, catedrático, doctor y profesor de filosofía en Barcelona. Espero sinceramente que les haga pensar.

No somos libres

by FRANCISCO LAPUERTA AMIGO on 5 FEBRERO, 2011 

Me gusta la libertad. Creo que la libertad es un valor supremo. Es lo primero que tenemos que reivindicar en lo personal, en lo social, en lo político: conquistar y defender cada vez más amplios ámbitos de libertad. Entiendo por ámbitos de libertad aquellas situaciones en las que no se ejerce constricción o impedimento a lo que queremos hacer con nuestra vida cuando esto no causa perjuicio a terceros. Es lo que se llama libertad negativa: ausencia de impedimento u obstáculo. Pero yo no voy a hablar ahora de la libertad negativa, sino de la positiva.

Libertad en sentido positivo es poder decidir lo que se desea. Soy libre porque hago lo que quiero. Bien, pues en este sentido, no somos libres. Lo explicaré. O mejor dicho, explicaré cómo lo entiende Schopenhauer.

Somos parte de la naturaleza, y por tanto estamos sometidos a causas igual que cualquier otro objeto natural (una piedra que se mueve, un árbol que crece, un insecto que vuela). En nuestro caso, las causas que nos determinan son, desde un punto de vista físico, complejos intercambios químico-eléctricos de las neuronas. Desde un punto de vista psicológico,motivos. Para no complicarnos hablando de lo que no conocemos con detalle, dejemos de lado la explicación física y limitémonos por un momento a la psicológica. Hablemos de esos motivos que nos mueven. De eso que motiva nuestra voluntad.

Creemos que elegimos libremente, pero no lo hacemos. En realidad, lo que hacemos es decidirnos por el motivo más fuerte de cuantos se hallan frente a nosotros en la situación en la que tenemos que elegir. Decidirse es renunciar a los demás motivos decantándonos por el que más fuerza motivadora presenta. Vistas así, nuestras decisiones electivas no son más que ladecantación de la voluntad por el motivo dominante. Cuando nuestra voluntad cree decidir algo libremente, lo único que está ocurriendo es que la voluntad cede, pues ha sido tocada por el motivo. Y esto sucede de un modo tan determinista como una bola que choca contra otra causando su movimiento sobre el tapete de un billar. Se trata de un fenómeno causal como cualquier otro. La causa es el motivo, el efecto la decisión. Y aunque ésta nos parecelibre, en realidad es tan necesaria, tan inevitable, como el desplazamiento de la segunda bola del billar.

¿Qué sentido tiene, entonces, la afirmación «Soy libre porque hago lo que quiero»? Ningún sentido. Pues eso que quiero, si lo quiero verdaderamente es porque un motivo lo está determinando. Uno no puede decidir lo que quiere o no quiere hacer. Hazte esta pregunta: ¿puedes decidir no querer lo que quieres? Lo que quieres, lo quieres sin más. No puedes no quererlo. No eres libre para querer o no querer algo. Eso de «hago lo que quiero», ¿qué es, entonces?

No es nada más que un error lógico. El error consiste en creer que nuestro querer es fruto de nuestro pensar, cuando es exactamente al revés. No queremos lo que pensamos que es preferible, sino que aquello que más queremos, lo pensamos como preferible.

Es el querer lo que arrastra al pensar, no el pensar lo que decide el querer. Y el querer es algo que nos sucede, no algo que decidimos libremente.

Extraído del blog de Francisco Lapuerta Amigo “Pensar Libre: Antídotos contra la pereza mental”.

Yo creo en que todo va bien y que todo es como es,
lo que pasa es que el egoísmo humano…

Anuncios

Read Full Post »

Mala época para estar dormido, mala época para no ver todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, (conviene apuntar esa página) pero cada día que pasa más cuenta me doy del grado de ensoñamiento en el que vive el personal, veo que mientras el sabio interno de nuestra intuición nos señala de forma clara hacia la Luna, el necio sigue sin ser capaz de ver, y ya lo dice un proverbio chino… La gente no despierta, y alguno todavía creerá que esto va a arreglarse de la noche a la mañana, y que con algún golpe de suerte el año que viene saldrá del paro y podrá volver a seguir pagando el adosado y el BMW que se compró en época de bonanza, cuando las vacas estaban bien alimentadas.

Bien, pues esto es lo que yo creo:

Creo que el país se está descalabrando, (pero de verdad de la buena) desangrándose literalmente delante de nuestros ojos y que todavía gran parte de la población sigue sin ser capaz de verlo.

Creo que a mitades del año que viene, cuando se le acaben los subsidios por desempleo a más del 50% de los desempleados de este país y el personal no sea capaz de hacer frente a sus deudas, con TODO lo que eso conlleva, la cosa se va a poner muy fea, más de lo que más de uno puede llegar a imaginar.

Creo que el año 2011 será una fecha tan señalada y que conllevará tal cambio de ciclo en este país, que será un año clave en los futuros libros de historia, tal como puedan ser las fechas de 1492, 1789, 1929, 1945 o 1991 para la Historia Universal, por poner algunos ejemplos.

Creo que el ser humano es un animal infinitamente adaptable ante toda serie de situaciones y condiciones, demostrándolo en un incontable número de ocasiones a lo largo de su devenir sobre el planeta, es por ello que pienso en que llegó la hora de cambiar las miras, de crear nuevas sendas, es la hora de escribir el FUTURO.

Todas las imágenes pertenecen a la revuelta que protagonizaron los estudiantes de Reino Unido este pasado 10 de Noviembre ante la privatización que va a sufrir la enseñanza superior en las Islas Británicas por parte del gobierno de David Cameron, con la consiguiente subida de tasas y recorte de libertades al estudiante. Unas 50.000 personas, entre estudiantes y profesores, se concentraron en Londres, concretamente ante el rascacielos de Millbank,  edificio donde se concentran los conservadores, donde rompieron el cordón policial, entraron en el edificio e incluso algunos llegaron a la azotea del rascacielos, en lo que fue una de las mayores revueltas que se recuerda en el país de la Reina Madre desde la época de las reformas de Margaret Tatcher.

 

 

Sin embargo aquí en España el Gobierno nos podrá seguir imponiendo todo tipo de ajustes contra el ciudadano, eliminando subsidios, privatizándolo todo, y por supuesto podrán seguir marcándose todo tipo de recortes salariales, (eso sí, ellos, miembros del gabinete de gobierno, ellos no se rebajan ni un céntimo de sus abultadísimas nóminas de diputados, ministros…  nóminas que salen de nuestro bolsillo. Y es que para recortar, ya estamos nosotros oye… porque sus sueldos son intocables, que para eso lo están haciendo tan bien y se merecen tan honradamente su puesto de trabajo, hombre por favor…), para mear y no echar gota, y lo mejor de todo esto es que nos seguiremos quedando de brazos cruzados, o, en el mejor de los casos (nótese cierta ironía), viendo la nueva exclusiva de Belén Estebán en la revista Hola o criticando porque Cristiano Ronaldo usó botas de color celeste en vez de blancas en el último partido de Liga, como si de un acontecimiento nacional se tratase.

 

 

Me hubiera gustado adornar este post con manifestantes en la Plaza Nueva de Sevilla, en las Ramblas de Barcelona o en la Puerta del Sol de Madrid, pero sinceramente, creo que hasta que no nos veamos con el agua al cuello la gente no espabilará. Aunque para echar a un presidente corrupto de un club, en Sevilla se echan a la calle 50.000 personas sin problema, cosa que me parece magnífica como expresión de un sentimiento de impotencia colectivo ante una injusticia. Lo único que pienso, y ahí mi matización, que si vivimos en una ciudad en la que somos capaces de manifestarnos y quejarnos de esta forma para luchar por nuestro equipo, (y yo me incluyo, no critico a nadie), bien podíamos plantearnos también el luchar por nuestros derechos fundamentales como ciudadanos, que digo yo que ya está bien de seguir siendo el pueblo machadiano de la charanga y la pandereta.

¿O no?

Sin más, lo siento por estos blogs catastrofistas que me salen a veces, pero es exactamente lo que pienso, y como tal lo expreso.

Un saludo a todos y que disfrutéis de unas felicísimas fiestas navideñas en compañía de los vuestros.

Read Full Post »