Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘discurso’

Quién en este mundo de prisas posea diez minutos libres le invito a que se sumerja en este sincero discurso de Steve Jobs, que para quien no lo sepa (yo no lo sabía), es el presidente y fundador de la compañía Apple, creador de la compañía de animación Pixar, y actualmente máximo accionista de Walt Disney Company. Jobs se dirige a un grupo de estudiantes que van a comenzar su vida universitaria en Standford, estudiantes llenos de ilusiones y con toda la vida por delante para convertirse en lo que ellos quieran ser…quién no quiera/pueda ver el vídeo puede seguir leyendo debajo de él, tampoco es indispensable para entender el mensaje que me gustaría transmitir con este post.

Este discurso me ha hecho relacionarlo con un famoso cuento budista que entronca con la filosofía taoísta oriental.  Es muy corto pero hace pensar, y eso es lo importante. Aquí lo tenéis:

El caballo de un campesino se escapó. Ante la conmiseración de su vecino, el campesino le dijo: “¿Quién sabe si es bueno o malo?”.

Y tuvo razón, porque al día siguiente el caballo regresó acompañado de caballos salvajes con los cuales había trabado amistad. El vecino reapareció, esta vez para felicitarlo por el regalo caído del cielo, pero el campesino repitió: “¿Quién sabe si es bueno o malo?”.

Y otra vez tuvo razón porque al día siguiente su hijo trató de montar uno de los caballos salvajes y se cayó, rompiéndose una pierna. El vecino volvió a mostrar su pesar, y recibió nuevamente la anterior pregunta: “¿Quién sabe si es bueno o malo?”.

Y el campesino tuvo razón una cuarta vez, porque al día siguiente aparecieron unos soldados para reclutar al hijo, pero lo eximieron por encontrarse herido…

En conclusión, tanto el vídeo y el relato relato reflejan un mensaje muy claro, y es que antes de quejarnos gratuitamente por todo lo que nos ocurre en la vida, aunque sea inevitable a veces el dolor, debemos de seguir caminando y averiguar que es lo que nos depara el futuro, ya que la mayoría de las veces en la vida, los acontecimientos que parecen negativos a priori, traen consigo una serie de consecuencias a posteriori (solo apreciables con el paso del tiempo), que pueden marcar aspectos muy importantes de nuestra vida. Un ejemplo claro de esta “teoría”, es como una situación a priori negativa como puede ser el hecho de repetir un curso, puede marcar y sin duda marca el devenir de una grandísima cantidad de personas que conozcamos en el futuro. Compañeros que conociste en la Universidad y serán amigos para toda la vida; amigos que conocimos gracias a ese “magnífico” verano que te pasaste estudiando en una academia intensiva en vez de estar en la playa; personas que conocimos gracias a entrar un año o dos más tarde en la carrera y acabaron siendo nuestra pareja, amigos de esos amigos o de esa pareja… En mi caso son muchas las personas sido que he conocido gracias a situaciones que en un primer momento eran “negativas”, y que si los acontecimientos anteriores se hubieran desarrollado de diferente forma posiblemente nunca los hubiera conocido y no sería la persona que ahora mismo soy. Porque en definitiva el destino/vida/futuro (comoloquierasllamar) en el aspecto individual es como las vías de un tren, que avanza imperturbable en la dirección que le marcaron en los acontecimientos pasados, de la misma forma que el tren avanza en la dirección que anteriormente le marcaron las agujas de la vía…

 

El bueno de Sheakspeare nos decía aquello de que..

“El destino es el que baraja las cartas,
pero nosotros somos los que jugamos.”

Así que ya sabes, aprovecha lo que tienes, no te agobies tanto por lo que te ocurra, y juega siempre con las cartas que tengas, ya que..

¿Quién sabe si es bueno?

 

Anuncios

Read Full Post »

Aprovechando esta tarde de martes, día del 12  de Octubre, fiesta nacional del Pilar, y que el tiempo no acompañaba mucho para salir por las calles de la ciudad hispalense, he decidido aplicarme en uno de esos propósitos que noseporqueextrañarazón los seres humanos nos planteamos como objetivos otoñales, y éste no es otro que el de introducirme poco a poco en el maravilloso mundo del séptimo arte, que a decir verdad últimamente tenía un poco en segundo plano. Con ayuda de un compañero que me ha aguantado durante un mes en mi estancia en Italia, me ha guiado en una larga lista de películas para visualizar durante esta temporada, comenzando por el cine clásico y pasando por todos los grandes directores del S. XX (Hitchkock, Kosturica, Kubrick, Kurosawa y un largo etcétera).

Pues entrando en materia, la primera película que he disfrutado ha sido “El Tercer Hombre”, obra maestra del cine de culto dirigida por el británico Carol Reed, y protagonizada por Joseph Cotten y Orson Welles (quién también codirige la película), y que como ya supóndreis recomiendo encarecidamente a todo aquel lector que se pase por éstas páginas.

No me pararé a analizar pormenorizadamente el filme, porque no tengo ni intención ni cualidades para hacerlo, simplemente quiero haceros llegar un mágnifico discurso que se produce en la película, discurso que no estaba en el guión de Reed, y que fue escrito por el propio Welles, y que es de estas escenas que te dejan pensando durante todo el día, dejando abierta una gran duda en áquel que tenga inquietudes sobre la vida, el destino y la existencia humana.

Sin más palabras, aquí os lo dejo:

“Recuerde lo que dijo no se quién, en Italia en treinta años de dominación de los Borgia no hubo más que terror, guerras matanzas… pero surgieron Miguel Ángel. Leonardo da Vinci y el Renacimiento; En Suiza  por el contrario tuvieron quinientos años de amor democracia y paz. ¿Y cuál fue el resultado? ¡El reloj de cuco!”.


Lo esencial es invisible a los ojos… 😀


Read Full Post »